Pasar al contenido principal

Santos dominicos festejados la primera mitad del año

Cuando un hombre o una mujer se sentía llamado a cultivar las virtudes cristianas y profundizar en el amor a Dios, tenía la opción de ingresar en alguna casa religiosa a profesar los votos de una Orden o apartarse del mundo como anacoreta.

Si aquel emplazamiento era profundo, el devoto sobresalía y era aclamado santo por voz popular. En la religión católica los santos fueron representados simbólicamente para difundir sus vidas.

Para controlar estos procedimientos y evitar que se declarara santo a quien no lo mereciera, la jerarquía eclesiástica realizó rigurosos exámenes sobre el carácter de la fe y los motivos que animaron al candidato.

A los santos reconocidos por los obispos se les asignó un día de fiesta, generalmente el aniversario de su muerte o el día de su canonización. De esta manera, se armó un calendario o santoral que ordenó día a día estas celebraciones.

Hasta 1829 existieron 64 santos y santas pertenecientes a la Orden de Predicadores o de santo Domingo. Entre enero y mayo había 32 celebraciones, el mismo número que entre junio y diciembre. Destacan las de la virgen del Rosario, patrona de los dominicos, santa Catalina de Ricci, santo Tomás de Aquino, san Vicente Ferrer, santa Catalina de Sena.

Las hagiografías del Compendio histórico [...] escrito por Manuel Amado se recogen en forma resumida en cada grabado de esta galería y se reproducen algunas de las palabras empleadas por el autor.

Portada
Portada. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados y beatificados del sagrado Orden de predicadores, por el fray Manuel Amado, maestro de estudiantes, catedrático de Filosofía en el Real Colegio de santo Tomás. Madrid, imprenta de don Eusebio Aguado, bajada de Santa Cruz, 1829. 276 páginas. Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica.

Portada

Virgen del Rosario junto a santos de la Orden
Virgen del Rosario junto a santos de la Orden. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. En 1208 la virgen María se apareció a santo Domingo de Guzmán en una capilla, donde le entregó un rosario. Le comunicó que lo difundiera entre los semejantes, él lo hizo y el objeto se convirtió en símbolo de la Orden. La celebración de la virgen del Rosario se instauró oficialmente el 7 de octubre, aniversario de la batalla de Lepanto, cuando las fuerzas cristianas derrotaron a los turcos que invadían Europa. El triunfo fue atribuido a María, por lo que se convirtió en patrona de las batallas.

Virgen del Rosario junto a santos de la Orden

Santa Catalina de Rizzi JS
Santa Catalina de Rizzi JS, virgen del Orden de Predicadores a 13 de febrero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Fue hija de una familia noble. Su padre la puso a temprana edad en el convento de monjas de Monteceli donde recibió su primera educación. Tomó los votos a los trece años. Profesó a los 14. Recibió llagas en su cuerpo, que son símbolos del Señor crucificado y la Pasión de Cristo. Estaba permanentemente abstraída de los sentidos, por lo que fue acusada de arrebatos místicos y estuvo a punto de perder su cargo como superiora, en el que se mantuvo 18 años.

Santa Catalina de Rizzi JS

San Jordan de Botterg
San Jordan de Botterg, maestro general del Orden de Predicadores a 15 de febrero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Conocido como beato Jordán de Sajonia, nació en Alemania. Fue sucesor de santo Domingo de Guzmán como maestro general de la Orden de Predicadores. Desde que ingresó al monasterio su vida fue en una incesante peregrinación por Europa para fundar conventos y evangelizar. Las leyendas medievales dicen que Jordán fundó 240 comunidades de frailes y recibió a unos mil novicios. Murió en un naufragio en Siria.

San Jordan de Botterg

San Gonzalo de Amarante
San Gonzalo de Amarante, confesor del Orden de Predicadores a 10 de enero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Tagilde, Portugal. Desde pequeño admiró la imagen de Cristo crucificado, y se entregó a la contemplación y predicación. Para honrar a la santísima virgen edificó una ermita cerca del río Tamaca, donde vivió en soledad. Ella lo llamó a servir en la Orden de Predicadores donde hizo su noviciado y profesión. Regresó a su pequeño oratorio, pero se encontró con inundaciones del río que estorbaban el concurso de los fieles, por lo que construyó un puente. Alimentó a los operarios con los peces que él mismo llamaba. Llevó una vida en soledad y predicó hasta su muerte.

San Gonzalo de Amarante

San Nicolás de Jovenazzo
San Nicolás de Jovenazzo. A 14 de febrero del Orden de Predicadores. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Bari, Italia, en medio de una familia ilustre. Practicó desde pequeño la abstinencia y mortificación. Predicó en toda Italia, en donde obtuvo fama de milagroso. Nicolás oyó en persona a Domingo de Guzmán, a quien le pidió el hábito de su Orden. Lo recibió en el recién fundado convento de Canosa. Fue compañero fiel del Santo, a quién veneró después de muerto. Levantó otros conventos y convirtió a muchos pecadores.

San Nicolás de Jovenazzo

Santa Estefanía de Quinzanis
Santa Estefanía de Quinzanis, virgen del Orden de Predicadores a 16 de enero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Santa Estefanía Quinzani, nació el 7 de septiembre de 1457 en Italia. Hija de campesinos, desde niña hizo el voto de virginidad y tuvo el deseo de perfección espiritual que la motivó a entrar en la Orden a los quince años. Mortificó su cuerpo con ayunos, vigilias, golpes de cilicio y azotes. Sus dolores fueron ofrendados a la Pasión de Cristo. Se estableció en Soncino, donde fundó y dirigió un monasterio de religiosas dominicas dedicadas a la educación de las jóvenes pobres.

Santa Estefanía de Quinzanis

San Andrés de Piscaria
San Andrés de Piscaria, confesor del Orden de Predicadores a 19 de enero. AMADO, AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Piscaria, Italia, en una familia pobre. Practicó la modestia y la oración desde pequeño. Se fue a un claustro para huir de la ira de sus hermanos, quienes lo maltrataban por su bondad. Los perdonó, besó sus pies y les entregó un báculo que llevaba consigo en muestra de su amor. Tomó el hábito de santo Domingo, practicó la austeridad y mendicidad. Colaboró en misiones y conversión de infieles. Murió en soledad en 1480.

San Andrés de Piscaria

San Raimundo de Peñafort
San Raimundo de Peñafort, confesor del Orden de Predicadores a 23 de enero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en el castillo de Peñafort, cerca de Barcelona, hacia 1175. Fue un destacado estudiante y profesor de derecho. Tomó el hábito de santo Domingo en 1222. Colaboró en la liberación de cristianos cautivos con la redacción de obras de derecho y con institutos para la evangelización de mahometanos y judíos. Pidió a fray Tomás de Aquino un proyecto teológico que ayudara a la formación y predicación de los hermanos en este campo; así nació la "Summa contra gentes".

San Raimundo de Peñafort

San Marcolino de Forli
San Marcolino de Forli, confesor del Orden de Predicadores a 24 de enero. AMADO, AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Forli, Italia. Entró en la Orden de santo Domingo a los diez años. Sus cualidades fueron la exacta observancia de las reglas y la mortificación de su cuerpo. Rindió culto a la virgen María, quien le hablaba a través de una imagen de bulto. Fue muy venerado a su muerte ocurrida en 1397.

San Marcolino de Forli

Santa Margarita, princesa de Hungría
Santa Margarita, princesa de Hungría, virgen del Orden de Predicadores a 26 de enero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Hija de los reyes, fue ofrecida a Dios a cambio de la liberación de Hungría de los tártaros. Fue dejada a los cuatro años a las monjas dominicas de Veszprem, donde adquirió hábitos de contemplación, como el silencio, meditación u oración. Ayudada por su padre, fundó varios monasterios e iglesias para amparar a viudas y a huérfanos. Mortificó con dureza su cuerpo para imitar el sufrimiento de Cristo.

Santa Margarita, princesa de Hungría

San Álvaro de Córdova
San Álvaro de Córdova, confesor del Orden de Predicadores a 19 de enero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. San Álvaro nació en Córdova, Andalucía. Fue un gran predicador. Inspirado por el Camino del Calvario, deseó vivir una existencia en soledad y perfección. Fundó en Córdoba el famoso y disciplinado convento de Santo Domingo Escalaceli (Escalera del Cielo), donde había varios oratorios que reproducían la "vía dolorosa" que él veneró en Jerusalén. Esta sagrada representación fue imitada en otros conventos, dando origen a la devoción del "Vía Crucis".

San Álvaro de Córdova

San Bernardo Scammacca
San Bernardo Scammacca, confesor del Orden de Predicadores a 9 de febrero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Catana, Sicilia. Fue seducido por los encantos del mundo por lo que tuvo una juventud disipada. Dios le habló a través de una herida mortal recibida en un duelo. Movido por la gracia entró a la Orden de Predicadores. Se dedicó con ardor a salvar a quienes como él, habían caído en los placeres mundanos. Se consagró a Cristo crucificado por medio de una caridad ardiente, grandes penitencias y mortificaciones a su cuerpo pecador. Edificó para ellos un hospital para enfermos y necesitados. Fue predicador.

San Bernardo Scammacca

San Constancio de Fabriano
San Constancio de Fabriano, confesor del Orden de Predicadores a 25 de febrero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Desde pequeño quiso consagrar su vida a Dios, por lo que entró en los claustros de santo Domingo donde aprendió del Gran San Antonino y del célebre Conrado de Brixia los rudimentos de las leyes de la Orden y de una sólida piedad, entendida como compasión, clemencia o misericordia hacia algo o alguien. Mortificó su cuerpo con castigos y se dedicó a la predicación. Rezaba todos los días el oficio de los difuntos. Se le concedió la gracia de las visiones, entre las que vio el alma de San Antonino.

San Constancio de Fabriano

Santa Villana de Bottis viuda
Santa Villana de Bottis viuda, del Orden de Predicadores a 28 de febrero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Desde pequeña quiso alabar a Cristo. Huyó sin permiso de sus padres a un convento. En castigo la obligaron a contraer matrimonio. En este estado se entregó a los vicios mundanos como fiestas, juegos, lujos y excesos. Un día mirándose al espejo vio a un demonio ataviado como ella. Tal fue su susto que acudió a los frailes dominicos a confesar sus pecados y expiarlos con una vida humilde y penitente. Se dedicó al estudio de la Sagrada Escritura y a la contemplación de Cristo crucificado, a quien Villana invocaba frecuentemente como "Cristo Jesús, amor mío crucificado".

Santa Villana de Bottis viuda

Santo Tomás de Aquino
Santo Tomás de Aquino, confesor Angélico y quinto doctor de la Iglesia, del Orden de Predicadores a 7 de marzo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Santo Tomás de Aquino nació en el castillo de Roccaseca, Italia en 1225. Estudió ciencias en la Universidad de Nápoles, París y Colonia, bajo la guía de Fray Alberto Magno. A los diecinueve años ingresó en la Orden de Predicadores. Fue maestro de cátedra en París y docente en Roma y en Nápoles. Realizó muchos aportes en teología y filosofía. Fue llamado Sol de la Iglesia.

Santo Tomás de Aquino

San Pedro Jeremías
San Pedro Jeremías, confesor del Orden de Predicadores a 10 de marzo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Palermo, Italia, y estudió en Bolonia, donde destacó como alumno. Estaba por doctorarse cuando vio una luz celestial que lo condujo a tomar el hábito de santo Domingo. Estudioso de las verdades divinas, las anunciaba en el confesionario y en el púlpito. Fue felicitado por san Vicente Ferrer, a lo que él respondió con castigos en su cuerpo para no presumir. Fue maestro de novicios.

San Pedro Jeremías

San Ambrosio de Sena
San Ambrosio de Sena, confesor del Orden de Predicadores a 22 de febrero. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Sena, Francia, de padres nobles. Vistió el hábito de su Orden a temprana edad. Fue tentado por el demonio, pues habría de ser un apóstol que con su doctrina y su celo sanaría una multitud de herejes y de pecadores. Se aplicó al estudio de las ciencias sagradas, y tuvo por condiscípulo al Angélico santo Tomás. Fue llamado por el papa para restablecer en Roma el estudio de las Sagradas Escrituras. La predicación del Evangelio era su empleo favorito.

San Ambrosio de Sena

San Vicente Ferrer
San Vicente Ferrer, confesor del Orden de Predicadores a 5 de abril. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Vicente Ferrer nació en Valencia. A sus veinte años se incorporó a la Orden, y a los veintiocho recibió el doctorado en teología. Se dedicó a la enseñanza del evangelio en España. Extendió sus preceptos a toda Europa. Predicó en universidades, plazas, caminos y campos, ayudado por la imagen del juicio final. Tuvo una vida austera y penitente. Su palabra era fuego que conmovía el corazón de las multitudes, que arrepentidas abandonaban sus pecados.

San Vicente Ferrer

San Antonio de Ripoli
San Antonio de Ripolis, mártir del Orden de Predicadores a 10 de abril. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Ripolis, Italia. Tomó el hábito de predicador, el que dejó para embarcarse a Nápoles. En su viaje en barco fue embestido por piratas, que lo trasladaron a África. Allí fue torturado y cedió a las tentaciones del demonio, renegó de la santa fe y se hizo mahometano. Lo iluminó la gracia de Dios que excitó en su corazón un conocimiento claro de su estado envilecido y un sincero arrepentimiento de su torpe cobardía. La unión con Dios hizo de él un nuevo hombre, mortificado y penitente. Lo mataron con piedras.

San Antonio de Ripoli

Santa Margarita de Castelo
Santa Margarita de Castelo, virgen del Orden de Predicadores a 13 de abril. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació ciega. Sus padres la llevaron a Tiferno, Italia, a visitar el cuerpo de un Santo con la esperanza de que Dios le diera vista, la abandonaron pues seguía sin ver. La recogió una piadosa mujer que la tuvo como hija. En su juventud tomó el hábito de la Tercera Orden de santo Domingo, realizó ayunos y constante oración.

Santa Margarita de Castelo

San Pedro González Telmo
San Pedro González Telmo, confesor del Orden de Predicadores a 14 de abril. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en León, España, en una familia noble. Durante una fiesta quiso hacer gala de sus dotes como jinete, pero el caballo resbaló y lo lanzó al fango. Las burlas de los asistentes le hicieron sentir su vanagloria y desear el retiro y penitencia. Se fue a Palencia, donde tomó el hábito de santo Domingo. Se dedicó a la prédica y conversión de pecadores. Su don de orador llamó la atención de Fernando III, quien lo convocó a la corte. El Santo le incitó a reanudar las hostilidades contra los andaluces.

San Pedro González Telmo

Santa Inés de Montepoliciano
Santa Inés de Montepoliciano, virgen del Orden de Predicadores a 20 de abril. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Hija de una rica familia, desde pequeña se sintió llamada a ser esposa de Cristo. A los nueve años se retiró al monasterio de Montepulciano y tomó el hábito dominicano. Fue tanto su progreso en el cumplimiento de la disciplina dominica, que a los quince años fue elegida priora de un monasterio en Procena (Viterbo). Su humildad le hizo renunciar al cargo, pero el papa la obligó a aceptarlo. Regresó a su pueblo donde fundó un convento bajo la Regla de San Agustín.

Santa Inés de Montepoliciano

San Pedro Mártir
San Pedro, Mártir del Orden de Predicadores a 29 de abril. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Verona, Italia, ciudad dominada por los cátaros, comunidad considerada hereje y con quienes se vio obligado a convivir. Él se mantuvo firme en las costumbres cristianas. Con 16 años, quedó fascinado por la palabra de santo Domingo, de quien recibió el hábito. Se dedicó al estudio, a la oración, austeridad y penitencia. Fue Ordenado sacerdote y nombrado predicador del evangelio. Por algunos delitos estuvo preso. Lo iban a asesinar y él ofreció su cabeza al verdugo. Cuando moría, escribió con el dedo teñido en su sangre un símbolo de la fe que aprendió cuando niño: "CREO", que fue la afirmación de su abnegada entrega a Cristo.

San Pedro Mártir

Santa Catalina de Sena
Santa Catalina de Sena, virgen del Orden de Predicadores a 30 de abril. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Siena, Italia. Por inspiración divina, a los siete años tomó el voto de castidad y a los pocos años inició su vida como laica dominica de santo Domingo. Se dedicó con gran disciplina a la oración, penitencia y ayunos. Vivió en su propia casa una vida de sacrificios. A los veintitrés años vio a Cristo, de quien recibió la misión de dedicarse a la vida de apostolado. La familia dominica la considera como su madre.

Santa Catalina de Sena

San Pío Quinto
San Pío Quinto, papa y confesor del Orden de Predicadores a 5 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Antonio Ghislieri nació en Alessandría, Italia. Profesó a los 17 años en la Orden de Predicadores. Estudió teológica en Bolonia. Fue llamado a Roma como Comisario General del Santo Oficio, donde trabajó por la difusión y la pureza de la fe. Fue elegido papa en 1566. Llevó el estilo de la Orden a la Curia. Quiso confirmar a toda la Iglesia en la misma fe, enfrentada a la evangelización de América. Publicó el "Catecismo" del Concilio de Trento. Realizó muchos avances por consolidar el cristianismo en Europa y América. Instauró la devoción por la virgen del Rosario.

San Pío Quinto

San Antonio de Florencia
San Antonio de Florencia, obispo y confesor del Orden de Predicadores a 10 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. San Antonino nació en Florencia de padres honrados. Vistió el hábito dominico a los 14 años y desde entonces se aplicó al trabajo y estudio. Reunió en si mismo mucha ciencia y virtud. Dirigió distintos conventos y fue arzobispo de Florencia. Fue un especialista y maestro en Derecho Canónico. En Roma la Curia Pontificia le tuvo como a uno de sus más seguros consultores. Continuó la reforma promovida por Catalina de Siena y Raimundo de Capua. Sus obras más famosas fueron " Suma de Teología Moral" y "Las Crónicas".

San Antonio de Florencia

Santa Juana
Santa Juana, princesa de Portugal, virgen del Orden de Predicadores a 12 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Santa Juana, hija del rey Alonso V de Portugal. Nació para amar a Dios. Despreció desde niña las diversiones y encantos que la rodearon. Estuvo siempre ocupada en la meditación de los Misterios y la Pasión de Cristo. Amó a cada uno de sus prójimos. La buscaron para esposa los mayores príncipes de Europa, pero Juana era de Dios. Tomó el hábito de santo Domingo en el monasterio de Aveiro, donde se desempeñó en los oficios más viles. Padeció una grave enfermedad. En medio de su agonía vio a Jesús. Tuvo fama de milagrosa.

Santa Juana

San Alberto de Bergomo
San Alberto de Bergomo, confesor del Orden de Predicadores a 13 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació de unos padres labradores y muy cristianos. Se dedicó desde joven a la contemplación. Sus padres le consiguieron esposa. Después de soportar con paciencia los castigos que ella hacía por su gran generosidad hacia los pobres, abandonó sus tierras, se dirigió a Cremona y vivió como hermano de penitencia de santo Domingo. Se dedicó a servir a los pobres, a los viajeros y enfermos. Viajó varias veces a los lugares santos, donde aprendió a ser cada vez más piadoso.

San Alberto de Bergomo

San Gil Portugués
San Gil Portugués, confesor del Orden de Predicadores a 14 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Boncelas, Portugal. Desde pequeño se dedicó al estudio de las letras y fue destacado en filosofía, medicina y ciencias. Se entregó al desorden. Se cuenta que en Paris hizo pacto con el demonio, y le entregó su alma. Se vio en la puerta del infierno, pero la luz divina entró en él y lo condujo al arrepentimiento. En la ciudad de Palencia tomó el hábito de los Predicadores. Declaró la guerra a todos los vicios y castigó su cuerpo con rigor. A fuerza de lágrimas María le ayudó a romper el trato hecho con el diablo, y le arrebató el papel en que cedía su alma.

San Gil Portugués

Santa Columba de Reati
Santa Columba de Reati, virgen del Orden de Predicadores a 20 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Llamada así, pues mientras la bautizaban apareció sobre su cabeza una paloma en señal de la pureza y candidez de costumbres que la distinguirían. Ayunó incluso mientras se alimentaba del pecho de su madre. A los diez años consagró su virginidad con un voto y profesó como dominica. Satanás quiso tentarla, pero ella resistió. Edificó un monasterio bajo la protección de santa Catalina de Sena para formar con su doctrina y ejemplo siervas de Dios. Mortificó su cuerpo, oró y contempló a su amado Jesús.

Santa Columba de Reati

Santa María Bartholomea de Bagnesio
Santa María Bartholomea de Bagnesio, del Orden de Predicadores a 28 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Florencia, Italia, de la ilustre familia Bagnesi. Desde pequeña aspiró ser esposa de Jesús. Quedó huérfana y se hizo cargo de la administración de la casa. Cuando su padre quiso casarla, ella enfermó. Jesús le confirmó por medio de imágenes de la Pasión su deseo de tenerla como esposa. Apenas profesó como dominica todos sus males se esfumaron, pero volvieron al poco tiempo junto a grandes virtudes. Desde su cama predicaba y corregía a los que la visitaban. No dejó de atormentar su carne casi muerta con el cilicio.

Santa María Bartholomea de Bagnesio

San Diego de Venecia
San Diego de Venecia, confesor del Orden de Predicadores a 31 de mayo. AMADO, Manuel. Compendio histórico de la vida de los santos canonizados [...], Madrid, 1829. Nació en Venecia en una familia ilustre. Quedó huérfano muy pequeño. Decidió vivir en pobreza para seguir a Dios. Distribuyó su patrimonio entre los infelices y cuando ya no tuvo más se consagró en la Orden de Predicadores. Fue caritativo, vivió en penitencia y silencio.

San Diego de Venecia

Portada
Virgen del Rosario junto a santos de la Orden
Santa Catalina de Rizzi JS
San Jordan de Botterg
San Gonzalo de Amarante
San Nicolás de Jovenazzo
Santa Estefanía de Quinzanis
San Andrés de Piscaria
San Raimundo de Peñafort
San Marcolino de Forli
Santa Margarita, princesa de Hungría
San Álvaro de Córdova
San Bernardo Scammacca
San Constancio de Fabriano
Santa Villana de Bottis viuda
Santo Tomás de Aquino
San Pedro Jeremías
San Ambrosio de Sena
San Vicente Ferrer
San Antonio de Ripoli
Santa Margarita de Castelo
San Pedro González Telmo
Santa Inés de Montepoliciano
San Pedro Mártir
Santa Catalina de Sena
San Pío Quinto
San Antonio de Florencia
Santa Juana
San Alberto de Bergomo
San Gil Portugués
Santa Columba de Reati
Santa María Bartholomea de Bagnesio
San Diego de Venecia